Ubicando nuestro privilegio

Muchos no saben esto de mí, pero en mis últimos meses viviendo en NYC trabaje en un espacio de eventos en Brooklyn. Fue una experiencia increíble con clientes a nivel internacional, bodas, pop-up events y demás. En cuatro meses me fui de limpiar paredes y pisos con trapos y ser menospreciada a ser considerada para el puesto de promotora con visa de trabajo. En fin, me tuve que regresar a MTY pero tengo un recuerdo bastante marcado de mis días ahí…

Había una fiesta para la comunidad Puertorriqueña de Nueva York, super divertida, con artistas musicales y arte. Llegaron cientos de personas. Eramos un equipo pequeño y los bouncers ya se habían ido alrededor de las 12am así que mis jefes me pidieron por un momento encargarme de la puerta. Nadie más debía entrar a la fiesta por temas de capacidad.

Ahora, es importante recalcar que soy de San Pedro Garza García, un lugar donde la prepotencia del privilegio suele ser palpitante. Seguido observé en mi adolescencia a mis amistades lidiando con bouncers y echándose comentarios que me causaban pena ajena, pero no tan ajena porque ahí andaba yo. Formaba, y actualmente formo, parte de este mundo de privilegio- Iba a lugares que yo sabía que rechazaba a gente por su vestimenta y color de piel. No solo eso, cuando no dejaban entrar, siempre estaba la persona que se echaba el comentario despectivo sobre el bouncer…

Durante este evento, parada afuera dejando saberle a gente que ya no podían entrar, llego una chica joven con un amigo y una amiga. Después de haberle dicho que no podía entrar y recalcarle que debió haber llegado más temprano, me echó el buen comentario que había yo ya escuchado numerosas veces al estar parada del otro lado de la cuerda:

“No sabes quién soy.”

Efectivamente, no sabía quién era. No recuerdo bien que le dije pero recuerdo el sentimiento de verla alejarse de la puerta dándome el evil eye mientras me criticaba con sus amigos y yo tratando de controlar la risa de lo que había sucedido. No, no sabía quién era, ni me interesaba. Pudo haber sido hija de algún ejecutivo o político de renombre en Puerto Rico, Nueva York, o Timbuktu- no me interesaba, hacía mi trabajo. Pero con su simple comentario casi me explotaba la cabeza.

Este tipo de privilegio imaginario, dotado y no merecido, son la enfermedad de nuestro mundo. Tuve el poder sobre su situación solo unos 5 minutos, pero al final del día estoy consciente que ese privilegio que ella sentía era de una manera u otra real. Por más lástima que me daba ella y su actitud, estoy consciente de que ella utilizaba su privilegio para obtener lo que quería. Que mientras no funcionó conmigo porque yo también hablaba desde un lugar de privilegio, podría continuar utilizándolo en un futuro con otros. ¿Cómo? No estoy segura. Pero además del placer de decirle que no, también me ubicó- ¿Cómo es que utilizamos nuestro privilegio?

Con todo lo que esta pasando en el mundo y teniendo conversaciones sobre Black Lives Matter, feminismo, clasismo, racismo y demás con amigos nuevos y viejos, se me ha recalcado una y otra vez que la conversación no debe ser sobre quienes no tienen poder, sino sobre quienes lo tenemos y cómo lo utilizamos. Es fácil burlarse del ajeno y marcar en negro la linea divisora entre los élite y los que viven del día al día utilizando el estado político y social en el que nos encontramos para hacer nuestros argumentos. Que si “fifi”, que si “chairo”, que si “fresa” que si “naco”- pónganle la etiqueta que gusten. Pero lo que sí me queda claro es que no es momento de hablar del prójimo sino hablar de nosotros mismos ¿En dónde demuestro mis privilegios? ¿Cómo utilizo mis privilegios? ¿Cómo es que en mi día en día, sin querer o queriendo, mi privilegio afecta al prójimo al perpetuar los estereotipos que sé que son erróneos y mal contextualizados?

Como parte de un proyecto actual he estado investigando anuncios que demuestran su ignorancia. Errores graves en mercadotecnia. Encontré una campaña de hace unos dos años donde influencers debían hacer un acto de caridad y tomarse foto del momento de sus “grandes sacrificios” ofreciendo un Hershey’s bar al que estaban “ayudando”. Al hacerlo, Hershey’s Mexico les pagaba a los influencers 3mil pesos por su acto…Es obvio que esta gente de privilegio lo hizo para elevar su estatus como supuestos humanitarios mientras su insignificante acto que incluía dar un chocolate a alguien con menos poder que ellos se reducía a una imagen para redes sociales con el valor de 3mil pesos.

El primer paso es la aceptación. Aceptar que los contextos en los que nos encontramos rara vez son a causa de nuestros propios esfuerzos. De la misma manera funciona sobre nuestras percepciones preconcebidas sobre los demás. Nadie llego a donde se encuentra por sí solo. Igual el juzgar: de la misma manera que yo no sabía quién era la chica que llego a la fiesta, ella no sabía quién era yo. Eramos dos personas con privilegio en una situación donde el tema era que si entraba a una fiesta o no. Y su arma fue su privilegio imaginario que afecta al mundo de manera real. Un día es una fiesta, otro día es un puesto en alguna empresa o puesto político en algún gobierno.

Con privilegio viene poder y es necesario estar conscientes que este surge su cabeza más seguido en los momentos más arbitrarios que en los que uno consideraría ser grandes actos.

En fin, lo único que puedo decir es que debemos tomar estos momentos para reflexionar sobre, no solo que nos creemos de nosotros mismos, sino cómo es que llegamos a pensar así de nosotros mismo y los demás.

Author: subed924

I like writing about socio-political issues. I do it both in Spanish and English, depending on my aim, context, and general mood.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s